Todo sobre "circulación"

Causas que desencadenan la celulitis

Causas que desencadenan la celulitis

La celulitis, como sabemos, es un trastorno que sufren un gran porcentaje de mujeres en todo el mundo sin importar su color ni su estilo de vida que afecta principalmente los muslos, las piernas e inclusive el busto y los brazos.  A continuación podrá leer cuales son las causas que la desencadenan y contribuyen a su formación. Qué causas la desencadenan La celulitis puede ser causada por diferentes factores entre los que se encuentran el estrés, la fatiga, la tensión nerviosa, tener malos hábitos alimenticios y sobre todo el consumo de poca cantidad de agua. Pero también se deben a la respiración deficiente, a llevar un estilo de vida sedentario permaneciendo en ambientes con mala ventilación o con aire viciado y sobre todo si tiene el vicio de fumar. Todos los factores anteriormente mencionados inciden en forma directa en el proceso de la eliminación de toxinas y otro tipo de sustancias de los diferentes tejidos. Para evitar que la celulitis se esparza y ocupe más lugar, evite la ingestión de medicamentos para tal fin a menos que sean recetados por el médico y suspenda completamente el cigarrillo ya que este hace que se endurezcan las arterias comprometiendo la circulación de los miembros inferiores lo que produce este trastorno....

Secuelas y enfermeades derivadas de la obesidad: Problemas metabólicos

Secuelas y enfermeades derivadas de la obesidad: Problemas metabólicos

Entre las secuelas y enfermedades derivadas de la obesidad, podemos destacar por su gravedad y frecuencia ciertos problemas metabólicos que tienen como causa común algunos tipos de obesidad. Las principales enfermedades metabólicas producidas por el exceso de grasa sanguínea en personas con obesidad son la hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, la hiperlipidemias mixta y la “enfermedad de los reyes”, la gota. La hipercolesterolemia es una anomalía de los lípidos que se presenta cuando el colesterol en sangre supera los 200 mg/dl, al igual que la hipertrigliceridemia, que ocurre cuando se superan los 150 mg/dl de triglicéridos en sangre. Las grasas son transportadas por las lipoproteínas, que son combinaciones de grasas y proteínas. Las lipoproteínas se dividen en 4 grupos esencialmente, las de alta densidad (HDL), densidad intermedia (IDL), de baja densidad (LDL) y las lipoproteínas de densidad baja extrema (VLDL). Según los niveles de cada una, podemos diagnosticar diferentes enfermedades, como la arterioesclerosis, hipertensión, riesgos de trombosis, etc. La hiperlipidemias mixta es muy común entre las personas con obesidad, pudiendo presentarse niveles normales o altos de las lipoproteínas anteriores, pudiendo ser determinantes para el desarrollo de diversas enfermedades relacionadas con la obesidad. La obesidad también puede provocar niveles altos de ácido úrico en sangre, imposibles de eliminar totalmente por los riñones. Además de los problemas que pueden derivar del sobreesfuerzo de los riñones, este ácido úrico se cristaliza y se acumula en ciertas articulaciones del cuerpo, frecuentemente en el dedo gordo del pié, provocando la enfermedad de la gota, muy dolorosa y...

Tipos de obesidad: Obesidad circulatoria

Tipos de obesidad: Obesidad circulatoria

Obesidad circulatoria capilar: En el tipo de obesidad circulatoria capilar, la grasa se acumula de forma invasiva tanto en miembros superiores como inferiores, y está ligada directamente con la herencia genética. Suele aparecer en forma de celulítis durante la pubertad y se va agravando lentamente hasta llegar a ser un problema circulatorio grave. Los síntomas son característicos, ya que se produce una excesiva intolerancia al frío, y una necesidad constante de administrar calor al cuerpo. Obesidad circulatoria venosa: La obesidad circulatoria venosa es otro tipo de obesidad, que se reproduce en los miembros inferiores, está íntimamente ligada a la herencia genética, comenzando habitualmente en la pubertad, y agravándose en los embarazos y con brotes de flebitis o periflebitis. Los síntomas son contrarios a los de la obesidad circulatoria capilar, mostrando una elevada intolerancia al calor, y una excesiva pesadez de piernas con inflamación y edemas en los tobillos. Es indispensable para ambos casos asistir a un médico especialista que nos diagnostique las causas exactas, nos oriente para solucionar nuestro problema de obesidad y que nos proponga un tratamiento adecuado. _ Otros tipos de obesidad...