Todo sobre "hígado graso"

Problemas, enfermedades y secuelas relacionadas con la Obesidad: Problemas Gastrointestinales

Problemas, enfermedades y secuelas relacionadas con la Obesidad: Problemas Gastrointestinales

La obesidad puede conllevar diferentes problemas y secuelas en el organismo. Las consecuencias gastrointestinales de la obesidad suelen representar problemas muy comunes entre obesos, entre los que destacamos el reflujo esofágico, litiasis vesicular, gastritis, hígado graso, colitis, cáncer de colon, y hemorroides.   El consumo excesivo de alimentos, muy frecuente en algunos tipos de obesidad, suele provocar la inflamación de la mucosa protectora del estómago, derivando en gastritis; y debido a la ingestión excesiva, se suele debilitar produciendo reflujo esofágico y ardores. El hígado es el encargado de metabolizar las grasas, pero llega el punto en el que su máxima actividad no es suficiente para metabolizar todas las grasas que puede ingerir un paciente obeso, por lo que ésta se acumula en los hepatocitos del hígado derivando en la patología denominada Hígado Graso. También son frecuentes los trastornos de la vesícula biliar, que provocan la acumulación de bilis, y con el tiempo, la litiasis vesicular. Todos estos problemas pueden llegar a provocar colitis, que consiste en la inflamación de las mucosas del interstino grueso, y esto a su vez, derivar en cáncer de colon. Las venas del final del colon y del recto pueden sufrir un proceso inflamatorio serio, conocido como hemorroides, que además pueden sangrar o producirse trombos. Existen diferentes tratamientos para solucionar los problemas gastrointestinales, desde medicamentos y protectores, hasta dietas y ejercicios físicos determinados (siempre propuestos por un especialista), o en los problemas más graves, cirugía gastrointestinal, muy practicadas y avanzadas en hospitales y clínicas de...