Todo sobre "lípidos"

Secuelas y enfermeades derivadas de la obesidad: Problemas metabólicos

Secuelas y enfermeades derivadas de la obesidad: Problemas metabólicos

Entre las secuelas y enfermedades derivadas de la obesidad, podemos destacar por su gravedad y frecuencia ciertos problemas metabólicos que tienen como causa común algunos tipos de obesidad. Las principales enfermedades metabólicas producidas por el exceso de grasa sanguínea en personas con obesidad son la hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, la hiperlipidemias mixta y la “enfermedad de los reyes”, la gota. La hipercolesterolemia es una anomalía de los lípidos que se presenta cuando el colesterol en sangre supera los 200 mg/dl, al igual que la hipertrigliceridemia, que ocurre cuando se superan los 150 mg/dl de triglicéridos en sangre. Las grasas son transportadas por las lipoproteínas, que son combinaciones de grasas y proteínas. Las lipoproteínas se dividen en 4 grupos esencialmente, las de alta densidad (HDL), densidad intermedia (IDL), de baja densidad (LDL) y las lipoproteínas de densidad baja extrema (VLDL). Según los niveles de cada una, podemos diagnosticar diferentes enfermedades, como la arterioesclerosis, hipertensión, riesgos de trombosis, etc. La hiperlipidemias mixta es muy común entre las personas con obesidad, pudiendo presentarse niveles normales o altos de las lipoproteínas anteriores, pudiendo ser determinantes para el desarrollo de diversas enfermedades relacionadas con la obesidad. La obesidad también puede provocar niveles altos de ácido úrico en sangre, imposibles de eliminar totalmente por los riñones. Además de los problemas que pueden derivar del sobreesfuerzo de los riñones, este ácido úrico se cristaliza y se acumula en ciertas articulaciones del cuerpo, frecuentemente en el dedo gordo del pié, provocando la enfermedad de la gota, muy dolorosa y...