Todo sobre "obesidad crónica"

Algunos centros privados utilizan el balón intragástrico de forma indebida

Algunos centros privados utilizan el balón intragástrico de forma indebida

Expertos en el tema, como el doctor Miguel Angel Rubio, coordinador de la Unidad de Obesidad del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico San Carlos (Madrid), han denunciado recientemente el uso del balón intragástrico como un antojo, como si de una operación de cirugía estética se tratara, cuando su uso únicamente debería aplicarse para casos de pacientes con obesidad que están necesitados de perder peso y no como una forma caprichosa de reducir kilos. En cuanto a la efectividad del balón intragástrico, decir que en términos generales, el cincuenta por ciento de los pacientes suelen recuperar una gran parte del peso perdido a los seis meses y cuando han transcurrido tres años, prácticamente todos han vuelto a ganar el peso perdido. Por todo ello, la efectividad en cuanto a durabilidad del balón intragástrico es bastante relativa; pero no por ello deja de ser útil siempre que se aplique a casos de obesidad crónica o severa y por una necesidad evidente de perder peso desde un punto de vista médico y siempre que al paciente le resulte prácticamente imposible reducirlo por medio del deporte, los fármacos antiobesidad o las dietas. También se considera indicado para personas que son superobesos mórbidos, con pesos de entre 180 y 200 kilos, y que presentan un problema importante para someterse a cirugía bariátrica. En estos casos, con la colocación de un balón intragástrico se conseguirá reducir entre 30 y 40 kilos, lo que permitirá a continuación someterse sin problemas a la cirugía...