Todo sobre "vida saludable"

¿La dieta vegetariana es más saludable?

¿La dieta vegetariana es más saludable?

Las dietas vegetarianas varían en los tipos de alimentos que se consumen e incluyen el no comer carne ni sus derivados además de ser muy rigurosa ya que se puede llegar a excluir todo tipo de alimentos de origen animal como por ejemplo los lácteos. Ciertos estudios que se han realizado aseguran que las personas vegetarianas pueden llegar a padecer menos enfermedades cardíacas, además de sufrir menos hipertensión y diabetes del tipo II que aquellas personas que incorporan las carnes rojas a su dieta.  Aunque esto puede deberse también a que aquellos que optan por seguir una dieta vegetariana viven más sanamente sin incorporar ni alcohol ni cigarrillo a su vida diaria y realizando ejercicios varias veces a la semana. Algunas cosas a tener en cuenta Pero hay que tener en cuenta que una dieta vegetariana no solo incluye la exclusión de la carne sino también de muchos lácteos que aportan minerales y vitaminas necesarios para desarrollar una mejor salud.  Es potencialmente perjudicial seguir una dieta vegetariana sin incluir lo que no se consume de los nutrientes que brinda la carne como ser la vitamina B12, el hierro y el zinc ya que estos minerales y componente vitamínicos son necesarios para evitar posibles complicaciones en un futuro. Si una persona consume carne en su dieta en forma moderada y se cuida haciendo ejercicio e incorporando todo tipo de vegetales en su dieta puede llevar una vida totalmente sana al igual que una persona...

Los expertos recomiendan dormir lo necesario para evitar la obesidad

Nota de prensa Según se recoge en el libro “Obesity”, presentado por la Fundación Lilly, es la pandemia más letal y de mayor crecimiento Planner Media, S.L. – 24/01/2011, 12:01h • Esta obra científica de referencia cuenta con la colaboración de más de 30 prestigiosos investigadores a nivel internacional. • Los expertos insisten en la importancia de modificar los hábitos de vida y vencer el ambiente obesogénico. • El periodo prenatal marca el destino futuro del bebe, por lo que se recomienda una completa nutrición materna y disminuir el estrés mental. • Las investigaciones se dirigen a que cada persona reciba la estrategia adecuada de acuerdo con las bases genéticas de su obesidad. Dormir poco o el sueño de corta duración se ha identificado como uno de los factores que contribuye a un mayor riesgo de obesidad tanto en la edad infantil como en los adultos. Así se refleja en el libro Obesity que ha presentado la Fundación Lilly y en el que han participado los investigadores más significados en la materia a nivel mundial. La obra recoge los últimos conocimientos sobre la obesidad, desde sus causas y mecanismos hasta su prevención y tratamiento. Las investigaciones muestran que dormir poco perturba las hormonas que regulan el apetito como son la leptina y ghrelina. Así, ante largos periodos de privación de sueño, se observa un cambio hormonal que aumenta el apetito y la ingesta de calorías. Por otro lado, los estudios realizados en bebés indican que aquéllos que duermen menos...

Estudios indican que el consumo de bebidas con gas puede producir saciedad, que ayuda a mitigar el apetito

Según las conclusiones presentadas en la “Semana de las Enfermedades Digestivas” organizada por la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEDP). – La investigación, que recoge una exhaustiva revisión de los estudios realizados hasta el momento, concluye que no existe evidencia científica que asocie directamente el consumo de bebidas carbonatadas y un mayor riesgo de afecciones gastrointestinales. – Los autores señalan que algunas recomendaciones que se han hecho para que las bebidas con gas no se incluyan dentro de un estilo de vida saludable a partir de una alimentación equilibrada, variada y moderada, están basadas en argumentos que no están contrastados y, por tanto, “deberían ser reevaluadas”. – Las bebidas carbonatadas nacieron a finales del siglo XVIII en Inglaterra. Muchas de las primeras –como las sodas, aguas de selz, tónicas, sifones y otros refrescos de sabores- se elaboraban en las farmacias y se utilizaban para tratar pequeñas afecciones y malestares estomacales. – El anhídrido carbónico o CO2 es un gas presente en la naturaleza, inocuo y sin calorías. En las bebidas actúa como conservante, proporciona efervescencia e intensifica el sabor, el aroma y da acidez a la bebida. Santiago de Compostela, junio de 2010.- Las consecuencias de la carbonatación se han convertido en el centro de atención en la última década, incluyendo algunas ideas falsas. Y una de las más extendidas es que las bebidas con gas engordan más que la que no lo tienen. Esto no sólo no es cierto, ya que el anhídrido carbónico es un gas que...