Obesidad y celulitis

Tratamientos y remedios para la celulitis y la obesidad

Ataque la obesidad mórbida con gimnasia suave

Una de las opciones para acabar con la obesidad mórbida es la práctica de una serie de ejercicios físicos que loes especialistas en salud han llamado gimnasia suave, indicada para la prevención de las dolencias, riesgos y síntomas que genera esta enfermedad.

Este tipo de gimnasia se basa en un plan que tiene como fundamento ejercicios aeróbicos de baja intensidad, para que quien los practique pueda desarrollar un trabajo gradual, que no lo desmotive al sentir fuertes dolores musculares que redunden en un abandono de esta actividad física.

Ejercicios recomendados

Cuando las personas que pesan más de cien kilos desean hacer ejercicios que les permitan la pérdida de peso, se aconseja que comiencen con caminatas diarias, por lo menos tres veces en la semana, inicialmente en lapsos de cinco minutos.

Otros ejercicios aeróbicos de bajo impacto ideales para bajar de peso en caso de obesidad mórbida son pedalear en una bicicleta estática, nadar, remar y la práctica de una modalidad que cada vez gana más adeptos como lo son los hidroaeróbicos

En cada una de estas modalidades, lo ideal es aumentar poco a poco el ritmo o tiempo de práctica, uno o dos minutos cada semana, haciendo gimnasia suave eso sí, siempre bajo la constante supervisión de una persona especializada en estas enfermedades.

Leer más

Así actúa la celulitis según su distribución y consistencia en la piel

La celulitis va más allá de la apariencia rugosa de la piel, su similitud con el aspecto de una cáscara de naranja o de ser el resultado del avance de la obesidad; es una alteración de los tejidos grasos o adipocitos debido a trastornos de orden metabólico y del tejido celular subcutáneo.

Este tipo de trastorno lleva a que se pueda identificar en varias clases de acuerdo con su distribución y consistencia en varias partes del cuerpo, así como por los niveles de afectación que tiene en el organismo.

Distribución de la celulitis

Según la distribución de los depósitos grasos en la piel, la celulitis se identifica en tres clases:

Generalizada. Se encuentra prácticamente en toda la piel y se asocia con las personas que padecen de obesidad¸ malas prácticas alimenticias, sedentarismo o la suma de los anteriores. Localizada. Se da en partes muy específicas del cuerpo, especialmente en el abdomen, brazos, nalgas, piernas, tobillos y en la zona cervical y lumbar.  Regional. Puede afectar a cualquiera sin importar si tiene sobrepeso o no.

Celulitis según su consistencia

La celulitis según su consistencia se manifiesta de las siguientes maneras:

-Dura o compacta. Aparece en personas jóvenes, sin rasgos de obesidad o con buen tono muscular.

-Flacidez. Sólo se nota el aspecto de cáscara de naranja cuando la piel se pellizca.

-Edematosa. Es la más grave de todas y requiere mayor atención. Además de la apariencia característica de la celulitis, se manifiestan hinchazones, varicosidades y dolencias agudas.

Leer más
2.1.0