Todo sobre "tipos"

Tipos de obesidad: Obesidad circulatoria

Tipos de obesidad: Obesidad circulatoria

Obesidad circulatoria capilar: En el tipo de obesidad circulatoria capilar, la grasa se acumula de forma invasiva tanto en miembros superiores como inferiores, y está ligada directamente con la herencia genética. Suele aparecer en forma de celulítis durante la pubertad y se va agravando lentamente hasta llegar a ser un problema circulatorio grave. Los síntomas son característicos, ya que se produce una excesiva intolerancia al frío, y una necesidad constante de administrar calor al cuerpo. Obesidad circulatoria venosa: La obesidad circulatoria venosa es otro tipo de obesidad, que se reproduce en los miembros inferiores, está íntimamente ligada a la herencia genética, comenzando habitualmente en la pubertad, y agravándose en los embarazos y con brotes de flebitis o periflebitis. Los síntomas son contrarios a los de la obesidad circulatoria capilar, mostrando una elevada intolerancia al calor, y una excesiva pesadez de piernas con inflamación y edemas en los tobillos. Es indispensable para ambos casos asistir a un médico especialista que nos diagnostique las causas exactas, nos oriente para solucionar nuestro problema de obesidad y que nos proponga un tratamiento adecuado. _ Otros tipos de obesidad...

Tipos de obesidad: Obesidad glútea

La obesidad glútea es un tipo de obesidad que se localiza desde la cintura hasta las rodillas, provocando un aspecto muy característico sobre todo en la zona interna de las piernas. Suele comenzar en la infancia y en la pubertad, agravándose considerablemente en los embarazos, en los desajustes hormonales, intervenciones ginecológicas y en la aparición de la menopausia. Los síntomas que se presentan son comunes a las demás obesidades de origen hormonal. _ Otros tipos de obesidad...

Tipos de obesidad: Obesidad abdominal nerviosa

En los casos de obesidad abdominal nerviosa, un tipo de obesidad determinada por el factor nervioso, la grasa se acumula en la zona anterior y central abdominal, mostrando una apariencia prominente con forma de hexágono. Este tipo de obesidad se desarrolla en los momentos de mayor ansiedad y estrés o en las etapas depresivas, y aparece en brotes acelerados. También es frecuente que se produzca como reacción psicosomática en la infancia. Los síntomas son muy característicos, ya que aparece fatiga y agotamiento, un especial deseo de ingerir altas dosis de azúcar entre comidas, y sobre todo, una hinchazón ventral desde que ingerimos el primer bocado de la comida. Requiere una atención clínica y psicológica inmediata, debido a los riesgos particulares de este tipo de obesidad. _ Otros tipos de...